lunes, 9 de diciembre de 2013

una buena revista en el wáter

A este lado de Madrid la vida es más pueblo. Los transeúntes se van haciendo conocidos y en poco tiempo ya no extrañas a nadie. Te entierras un poco en un sabor rural y provinciano y parece que por aquí Madrid, ya no es Madrid. Queda un poso de un pueblo, casas y tejados de un pueblo, discursos de un pueblo y aunque la mayor parte de sus habitantes son internacionales, no queda un solo ser cosmopolita en Barajas. La noche se cierra pronto, la gente, los bares, los club sociales y hasta los adornos de las calles hacen parecer demasiado local el entorno. Poco a poco te va mermando la capacidad de ampliar el mundo, te vas haciendo un resumen de lo que eres, y te vas convirtiendo en la síntesis de un tipo arrinconado junto a la chimenea. Todo es tan local y tan pequeño.

Para salir al mundo, no hay nada como tener una buena revista en el wáter. 


Madrid, 9 de diciembre de 2013
Antonio Misas