domingo, 20 de noviembre de 2016

Les Bizarres

Relatos fantásticos. ME GUSTA ESCRIBIR LIBROS, 248 páginas, Iñigo Gibernau Murré 

Reseña del editor

Relatos fantásticos con orígenes desconocidos y antiguos que sorprenderán.

Nueva Orleans esconde bajo las catacumbas del alma esquinas tatuadas por un millar de pesadillas, almas perdidas entre mundos sombríos y monstruos que lloran amargamente ansiando la eterna luz oculta en el amor. Sumidos en los escenarios de la bella y misteriosa ciudad, nuestros personajes danzan entrelazando sus relatos ajenos al peligroso y oscuro camino que deberán recorrer. Un abogado de éxito a punto de perderlo todo, una hermosa mujer corrompida por las desdichas de la vida, un saxofonista escondido tras sus fantasmas y su propia autodestrucción y un joven pintor arrastrado a un mundo más allá del limbo, se convertirán en piezas clave de una siniestra trama, urdida por el oscuro y misterioso Percival Teach. El mapa de relatos fantásticos y bizarros tiene como epicentro una extraordinaria historia que comenzó hace muchos siglos y que solo conocen Percival y los Nocturnos. ¿Pero quién es realmente PercivalTeach? Este es solo el comienzo de un oscuro enfrentamiento. La guerra ha comenzado.

Les Bizarres

Me sorprende la capacidad narrativa con la que enlaza las cinco historias contadas en los cinco relatos, fantásticos, en su conjunto; Les Bizarres

Todos giran en torno a un personaje principal en relación con cuatro protagonistas con una identidad propia, muy sólida. Me sorprende que en estos cinco relatos aparezcan otros tantos relatos con tanta naturalidad, que nada chirríe. Es posible también, por decir una cifra, que aparezcan una centena de personajes más y que ninguno queda desprovisto de identidad, de una historia superpuesta que nos deje observar su vida. Hay una infinidad de diálogos, muy bien concebidos, que nos ayudan a ver con claridad a los personajes de una manera muy dinámica y, aunque este recurso haga que descienda la narración, parece estar tomado con el fin de facilitar y acelerar la asimilación de tanta cantidad de información sobre historias y personajes, realizada exclusivamente de manera narrativa. Aunque hay que destacar que narrar en tercera persona, es uno de sus puntos fuertes, sobrevuela los abismos de sus personajes, con un dinamismo y un lenguaje que destila las historias con intensidad y propicia un interés inevitable por querer saber más, avanzar, buscar el desenlace de cada situación. Y aunque en ocasiones esté continuamente haciendo referencias a otras historias, a otros mundos, sigue sin chirriar.

Iñigo Gibernau Murré, nos proporciona un narrador omnisciente que nos cuenta estos relatos fantásticos sin límites, y nos invita a una fantástica aventura como él hubiera querido que se la contaran, tan rica y abierta en referencias. Nos sitúa en mundos oscuros, sobrenaturales, inhumanos, de seres monstruosos, al mismo tiempo que nos deja ver el alma bondadosa y pura de las personas.

Me ha gustado imaginar que cada capítulo, cada relato, podría dar para hacer una novela diferente, es decir, cinco. Sin duda, yo me quedaría con la continuación de la primera, con su flashback y con el maravilloso artículo sobre el robo al banco Mary Ormond Trust.

Madrid, 20 de noviembre de 2016
Antonio Misas