martes, 26 de mayo de 2009

la vuelta a la realidad

Para Antonio Revillas


La vuelta a la realidad no es más que un estado remoto, al otro lado del abismo, muy alejado de nuestro deseo de permanecer en el más absoluto sosiego, el de la razón y el sentido común. donde nos place estar y que se parece a lo que en alguna ocasión, hemos imaginado que debería de ser la vida. La vuelta a la realidad es el retorno anticipado al sistema... al puto abismo que nos une, nos enfrenta y nos separa.


La cafetera hace clic y el olor a café recién hecho llena todo el espacio.
Podría cerrar los ojos y estar en otro lugar pero otro lugar no se me ocurre.

Al mismo espacio al que me refiero es al espacio que ocupo siendo materia...

El olor a café se pega a mi ropa levemente... mientras, esta mañana tú y yo,
Podríamos ser Gregorio Samsa al despertar después de un sueño intranquilo...
Pero muy pronto el aire dejará de oler a café y el quinto ángel tocará la trompeta.

¿Cuánto tiempo permanecerá encerrado el pensamiento en el abismo?

El granizo ha destrozado las cosechas en este país...
Y aunque tú y yo no seamos campesinos,
La crisis nos ha dejado como a lobos famélicos en Bielorrusia...
Nos mantendremos juntos, junto al acantilado
Y acorralados,
Esperaremos a que baje el precio de la fruta.

Mientras tanto,
Observaremos algo de optimismo en el mar esquilmado por el hombre
Y obtendremos algo de consuelo,
Sabiendo que los políticos discuten sobre el color de la esperanza,
Que no es verdad que "el sueño de la razón produce monstruos"
Y que el futuro de nuestros hijos está salvaguardado.

Madrid, 26 de mayo de 2009
Antonio Misas