martes, 29 de marzo de 2016

vivir olvido



A nadie le importa nadie, pensé cuando me dijiste que te sientes olvidado por esos amigos que un día fueron tan valiosos para ti y por una parte fundamental de la familia que no acepta tu forma de vivir. Y yo me quedé en silencio, escuchándote, observándote y pensando en lo que tú pensabas, pensando en todos ellos, en sus razones, en ese egoísmo que me dices, en su indiferencia que recargan de molestia, de malestar cuando te ven y tienen que pasar unos momentos contigo. Enseguida te censuran, te reprenden y te dicen como deberías comportarte.

Me quedé pensando en esas cosas y me vinieron a la cabeza los versos del Último Fragmento de Carver, siempre me vienen:

¿Y conseguiste lo que 
querías de esta vida? 
Lo conseguí. 
¿Y qué querías? 
Considerarme amado, sentirme 
amado en la tierra.

Después comimos unas anchoas saladas sin un buen trozo de pan y continuamos hablando de nuestras cosas.

Madrid, 29 de marzo de 2016