domingo, 12 de mayo de 2013

Lo que tú ves es lo que tú oyes

Para Eduardo Sáenz–Hermúa Sanz (2) 

WIM MERTENS WHAT YOU SEE IS WHAT YOU HEAR 07 The fosse




Al final debió de cansarse porque nos dijo; nada es como digo. No tengo criterio para saber cómo deben de actuar, cómo deben de ser los otros. Nada me diferencia. Y yo pensé en cuando voy en moto por Madrid;  disfruta, disfruta joder. De qué sirve llegar antes, perderás el tiempo después, así que disfruta y deja de actuar de forma mecánica. Vive como si atravesaras la bahía. Es una sensación, todo, todo en la vida son sensaciones. Y él decía; a veces pasas largas temporadas juzgando a los otros, y en ese viaje, en los defectos de los otros, te asfixian tus prejuicios.

En sus ojos empezaba a chispear la luz. Las bombillas se reflejaban sin fuerza en las mesas de aluminio. Iban a ser las doce, ya no había barullo. En la terraza habían pasado las horas, toda una vida. Su último discurso hablaba del valor que le sostiene, de lo que le ayudaba a permanecer aquí. Muchas veces querría pasar la línea. Desaparecer. Alcanzar el cielo. 

Madrid, 12 de mayo de  2013

Antonio Misas