viernes, 12 de octubre de 2012

Pescadería & Pollería


Pasa andando por allí. El sitio tiene dos grandes escaparates y está tres escalones por debajo de la acera, a la izquierda el pescado, a la derecha el mostrador de la pollería.   Enfrente hay un banco. Se detiene y se sienta a fumar. Desde el banco ve la acción. Ve al pollero mover los labios cuando habla con las clientas mientras despacha. Gestos, expresiones, palabras mudas. Afuera se oye el tráfico, la gente que pasa… pero se aísla y centra su atención en el interior. Se fija en el intercambio, la transacción comercial, la relación humana, el trabajo honrado, en la vida de la gente a través de un escaparate. Tira el cigarrillo al suelo, lo pisa con la punta del zapato, se levanta, cruza la calle y  entra en el bar. Hay un televisor sin volumen que emite imágenes de noticias, los policías antidisturbios pegan con saña a la gente.  Lo sabe bien porque él es el tipo uniformado que aparece cuando abren el plano. 

Madrid, 12 de octubre de 2012
Antonio Misas