domingo, 11 de diciembre de 2011

Beautiful day


Okupado un edificio de la calle Escorial de Malasaña para convertirlo en centro social



Iba por la calle Escorial y me detuve a leer el cartel que cuelga del centro social ocupado 16.0. A principios de diciembre leí en la prensa que el consejero de economía y hacienda le comunicaba a la delegada del gobierno de Madrid que “lo que está en juego es el respeto al estado de derecho”. A las nueve y media de la mañana había paz. Nadie que pudiera reparar en la pobreza que va dejando el estado de derecho  en las calles. En los semáforos te miran los ojos de los pobres.  En las aceras están quietos con carteles que dicen; “tengo hambre” . Ya se pueden ver por Madrid algunos de los ciento cuarenta y dos autobuses sostenibles que compró el Ayuntamiento  este año.  Cuestan cincuenta y dos millones de euros. No hemos vuelto a tener noticias de los comedores de beneficencia, albergues y centros de ayuda. Al Principio los telediarios hablaban de eso.
Iba a reunirme con aquel tipo que quería estafarme con sus ideas y me decía; “no tengas piedad si tienes que pujar por los bienes de alguien, otro vendrá detrás de ti y le dará menos, ¿no ves que ya está ahogado por las deudas?. Beatiful Day

Madrid 11 de diciembre de 2011
Antonio Misas