martes, 1 de noviembre de 2011

Hollywood



“La película no ganó nada en Cannes. Y  Sarah empezó a plantar flores y otras verduras en el jardín. Y  nuestros cuatro gatos nos observaron con sus diez hermosos ojos”. 
Años antes había dicho:
"tengo dos opciones, permanecer en la oficina de correos y volverme loco… o quedarme fuera y jugar a ser escritor y morirme de hambre. He decidido morir de hambre”

Y todos a los veintipocos queríamos ser alguien mejor que él porque hasta decíamos que escribía basura.  Todo el día borracho y follando y escribiendo la mejor poesía, que sacaba de sus entrañas empapadas en vino barato. La resaca nunca le impidió lavarse cada mañana, asearse para salir al mundo y amar y odiar a sus semejantes.


Y estos blogs no sé si me recuerdan esas cosas que él decía y otras cosas parecidas. 

Madrid, 1 de noviembre de 2011
Antonio Misas