viernes, 7 de octubre de 2011

Otra vez 7 de octubre

Para AOZ

Te esperé en la esquina del Molly Malone hasta que se hizo de noche. Del maravillas salía la gente como siempre cuando salen del teatro, hablando de lo que ha sucedido en la obra de su vida y haciendo planes inmediatos para adaptarse a la realidad colindante. Poco a poco la calle se fue vaciando de gente, ya no es verano, y la noche regresa pronto y fría. Yo me acomodé en el tiempo que le quedaba a un jueves detenido, y me agarré al silencio del banco de la puerta. No te pude ver porque nunca viniste, aunque te soñé mil veces viniendo y cuando me di la vuelta, te abracé muy fuerte como si nunca me hubiera dormido. 


Madrid, 7 de octubre de 2011
Antonio Misas