martes, 4 de octubre de 2011

“claras de huevo en un bowl"





Para Melissa - M

Marlene  se largó un día y dejó a todo el mundo huérfano en este sanatorio. No hacíamos más que mirar por la ventana a ver si la veíamos regresar con las cazuelas. Pero en la calle vacía no hay figuras ni sombras y en el jardín de atrás solo los gusanos se comen las manzanas. Empezamos a hacer eso de vivir sin ti. Fuimos desaprendiendo hasta arrancarnos las ilusiones y quedarnos desnudos. No nos acostumbramos a leer filetes como suelas de alpargatas. Incluso en una ocasión,  soñé que yo era Randle McMurphy y por la mañana quise matar al cocinero.

En la mesa de la cocina permanecen las últimas fresas con crema,  muertas, junto al amor de las moscas.


Nunca había visto a nadie escribir tan bien, con tanto amor, en las cazuelas. 

Madrid, 4 de octubre de 2011
Antonio Misas