lunes, 5 de septiembre de 2011

...

Aquel tipo se iba quedando en blanco por una acuciante perdida de interés.  Notaba que el tiempo de los ejercicios se había acabado y dudaba de si el verdadero propósito de este asunto del blog , fue simplemente ejercitarse y volver a intentar escribir algún día en serio o, simplemente fue  un  mundo de egos absurdos donde se atascó.  Ya no veía utilidad en seguir con una búsqueda de algo que definitivamente no encontró.  Era como volver atrás en los años, luchar para salir al fin de la necesidad de demostrar nada a nadie.   

Tal día como hoy decidió aparcar el blog, se bajó, cerró la puerta y se fue andando por la acera. 

Madrid, 5 de septiembre de 2011
Antonio Misas