martes, 5 de julio de 2011

Wish you were here...

hacía muchos años que no lo ponía en el plato... y esta vez sabía que David Gilmour le hablaría a él, le reprocharía por última vez su miedo.  No fue, en la última mano no quiso ir y lo perdió todo. Se acojonó con aquel Full y lo perdió todo. Tanto tiempo intentando cambiar...  el viento solo soplaba en la noche, al final solo respiraba en la noche. Pensaba y vomitaba. Los círculos de aquellas ideas parecían marearle... el resentimiento le iba excluyendo. Qué puta ruina y desesperación más absoluta. Escribiría su vida perra en una papelera de una calle cualquiera antes de matarse, al fin y al cabo, Madrid era la misma mierda que cualquier ciudad con la que hubiera soñado morir en el pasado. Ya estaba solo, sin nadie y sin nada. Fracasado, frustrado y arruinado... las decisiones le habían llevado a estar peor, la última había sido el miedo a ir en aquella mano... cogió un puñado de somníferos, pensó que nunca más volvería a estar solo, y se los metió en la boca, pegó un trago a la botella de güisqui y le pareció oír un fuerte viento en aquella noche abrasadora de verano... quiso abrir los ojos y solo pudo ver un fondo de negro reproche...

"Así que crees que sabes distinguir El cielo del infierno El cielo azul del dolor ¿Sabes distinguir un campo verde De un frío raíl de acero? ¿Una sonrisa de un velo? ¿Crees que puedes distinguir? ¿Consiguieron hacerte cambiar Tus héroes por fantasmas? ¿Cenizas ardientes por árboles? ¿Aire caliente por una brisa fresca? ¿Frío confort por un cambio? Y ¿cambiaste Un papel principal en la guerra Por un papel protagonista en una jaula?
Ojalá, ojalá que estuvieras aquí. Solo éramos dos almas perdidas que nadan en una pecera Año tras año Corriendo siempre sobre el mismo viejo camino ¿Que hemos encontrado? Los mismos miedos de siempre. Ojalá que estuvieras aquí."

Por la mañana el plato seguía dando vueltas. La canción le retumbaba en la cabeza.  

Madrid, 5 de julio de 2011

Antonio Misas