martes, 12 de octubre de 2010

"Si la libertad significa algo, será, sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oír."

Eso dicen que decía Orwell. 

Y eso es con lo que hemos aprendido a vivir. Un día te topas con el desencanto en la mirada de los otros y te das cuenta de que no eras quién creías ser. Que el idealismo era una solución pasajera. Que alguien te puso ahí esas ideas, y se olvidó de ti en el camino, y los demás fueron un tren que te arrolló sin contemplaciones.

_Déjate de chorradas ¿Quién se creía que era Orwell para decir a los demás lo que no quieren oír?

_ ¿Por qué entonces buscamos desesperadamente la aceptación de los otros?

_ ¿Para sentirnos estupendos? ¿Para reforzar el autoengaño? ¿Para luego morirnos de gusto en la autocomplacencia?

Madrid, 12 de octubre de 2010

Antonio Misas