sábado, 19 de junio de 2010

poseen esta trisomía simple: 47 cromosomas de los que tres completos corresponden al par 21

  
 fotografía A.Misas 2009


La chica embarazada está sola, sentada, y entra un padre mayor con su hijo Down. No hay mucha gente en el vagón. El chico se acerca y con la mirada y la sonrisa acerca su mano a una pequeña distancia de su vientre, pero no la toca. El padre no le interrumpe y también mira a la chica. Hay sitio a su lado, pero el chico no se sienta… El chico permanece agarrado al barrote y con el cuerpo anclado al suelo solo se mueve por el traqueteo del tren. El brazo se ha quedado estirado y su pequeña mano que asoma por el puño de la camisa solo deja ver los dedos cortos, estirados, que están esperando a tocar. Él espera a que la chica le devuelva la sonrisa, pero ella se ha quedado pensando en esos centímetros que separan. Mira al padre y mira al chico y vuelve a mirar al padre y mira a otro lugar del vagón. El tren se detiene y el cuerpo del chico se balancea adelante y atrás. El padre le coge de la otra mano cuando suena el ruido del aire comprimido y el mecanismo que abre las puertas. El chico la mira por última vez y el padre da un tirón brusco para que se mueva. La chica ya no mira, ya no le quiere mirar cuando ellos se van.

Madrid, 19 de junio de 2010
Antonio Misas