sábado, 5 de junio de 2010

dos borrachos están sentados en un banco...

Están en la calle Carranza, enfrente de la farmacia, son muy feos, más que los de Velázquez. Deben de llevar ahí toda la mañana, con la botella en una bolsa de plástico. A estos les importa un carajo lo que acaba de subir el tabaco, se levantan y se fuman las colillas del suelo, ¿qué crisis? ellos deben de llevar en la calle más de lo que recuerdan, si no, no se pondrían tan feos cuando intentan pensar, cuando se descojonan por una gilipollez y se recuestan hombro con hombro y se pasan mareando, la botella. Están ahí, como Matías Prats en el banco naranja, y encima no se tienen que ir a presentar el telediario, por eso nunca van a ganar el TP de oro... no pagan hipotecas, les da igual ING que Caja Madrid y Rodrigo Rato, y les da lo mismo el plan2000e, tampoco les importa que hayan bajado el sueldo a los funcionarios y a los jubilados, ni el derroche del estado... la embriaguez es el estado... nadie les va a hacer soplar el globo, ni nada, porque si no tienes nada, nada te pueden quitar y se ríen y se recuestan y se pegan con la cabeza contra la barandilla que les protege de la carretera y se vuelven a reír… hasta parecen novios. Tampoco pagan a hacienda y les da igual que gane España el mundial o que Nuria Bermúdez y la madre de Dani Güiza, Pepi, tengan cita en los juzgados...

A veces pienso si esa será la verdadera inteligencia para los que no somos millonarios o políticos...

Y luego nos vienen hablando de la Nación o del Estado... y yo me pregunto... ¿pensarán los borrachos quedase ahí a pasar el verano? a la de la farmacia le están dando la mañana.

Madrid, 5 de junio de 2010
Antonio Misas