miércoles, 19 de mayo de 2010

Hoy es uno de esos días de, estoy hasta la pelotas

Me importan tres cojones los volcanes que cubren el cielo de cenizas, las mentiras de Zapatero me la traen al pairo, la falange y el juez garzón, como si se casan, la cumbre Europea y Revilla que se enfada y dice que no regalará más anchoas de Santoña pescadas en Alicante. Si el Principe es Rey o si viene la Republica en pelotas por la Castellana cantando el himno de riego con todos los seguidores del Atlético de Madrid, también en pelotas y se bañan todos en la fuente de la Plaza de Neptuno y como si el dios mito le mete el tenedor por el culo al presidente del congreso, o se come un bocadillo de Calamares. Que seguro que hay un telecalamares, porque siempre hay otro cubano que monta un Telepizza y se forra. Me importa tres cojones que Luís del Olmo se vista de payaso para dar un premio a la Pantoja por robar, siempre fue un soberbio y un impertinente. Me la pela Federico Jiménez y el mamarracho de Cesar Vidal y su música Country, es un puto repelente, igual que Javier Marías y su Corazón tan blanco, yo también tengo los pulmones negros, no te jode.

Pero algún hijo de puta me quiere meter un troyano por el culo y me llevo en esta puta guerra Helena perdiendo todas las batallas, una larga temporada. Me cago en la puta madre del hijo bastardo de Ulises y en el cornudo que hoy me la ha metido un poco más, la tranca. ¿Cuantos cabrones hay en la red? Envidiosos, miserables, pobres de espíritu, frustrados, enanos mentales, resentidos, pervertidos...

¡Me da igual la boda de Lolita, joder!

Madrid, 18 de mayo de 2010
Antonio Misas