domingo, 2 de mayo de 2010

eres tonto o te falta el canto de un duro...

Es lo que mi padre me solía decir cuando algo de lo que hacía no le parecía bien... y ahora, abro la ventana y me quedo pensando en los tiestos de mi madre, en la tierra de aquellos tiestos siempre húmeda, donde enterraba la realidad de aquellas palabras, cubriéndolas con la desgana del inmediato recuerdo de su voz.

Me he dado cuenta de que olvidé sellar la cartilla del paro el veinte de abril... mientras, veo en la tele a los de los sindicatos, liberados, aburguesados, sin nada mejor que hacer, encabezando la manifestación del primero de mayo y recuerdo cuando los de UGT me estafaron con aquello del plan social de la vivienda, PSV, y que por eso, cuando se quedó desierto el comité en la empresa, me presenté y me afilié a CCOO, y éstos me echaron de una convención de delegados porque lo que decía era demasiado liberal y no me callaba...

Me gustaría poder hundirla con los dedos junto a los geranios de los tiestos de mi madre y el olvido. La memoria digo.

Madrid, 2 de mayo de 2010
Antonio Misas