viernes, 9 de abril de 2010

mas me jode a mi no comer plátanos de canarias y cortarme el pelo en una peluquería de chinos donde antes había una librería.

Desde su silla de ruedas Paz me dice que firme en las hojas que hay en el mostrador, se lo dice a todos. Está perdido le digo mientras me da el paquete de PALL MALL y le pregunto qué a quién se le ha ocurrido la idea. A Altadis, a la tabacalera me dice... ya, a quién se le iba a ocurrir. Me regala otro mechero, ya tengo veintitrés.

Es un corte de pelo chino, si, pero qué quieres, con lo que me pagan en el puto paro... ocho euros corte de pelo y masaje... ¿es qué alguien va repartir sus beneficios conmigo?

Me voy andando por la acera. Intento evitar el andamio. Por el empedrado suenan las repeticiones rápidas de los golpes que dan las ruedas de un Audi Q7 blanco...

¡Puta GLOBALIZACIÓN!



Madrid, 9 de abril de 2010
Antonio Misas