domingo, 25 de octubre de 2009

la estúpida gaviota

Para A.O.Z., para que me perdone

¿Es usted un demonio? Soy un hombre. Y por lo tanto tengo dentro de mí todos los demonios. G. K. Chesterton

Puede que hoy me sienta el capitán de un barco que ha embarrancado en la arena,
O tenga la misma cara de idiota que el obrero que se afana en construir su casa... y el huracán se lleva por enésima vez su tejado...
Tal vez esté cansado de plantar árboles y de que las lluvías se lleven la simiente...

Y la misma gaviota, la estúpida gaviota, que no volverá a planear en tu playa, se rie de mi...

Así me permito estar esta mañana...


Madrid, 25 de octubre de 2009
Antonio Misas