lunes, 10 de noviembre de 2008

…empecé a pensar en vivir…

Para Manuel Villamandos


(En la sierra de Cazorla a las cuatro de la mañana
Fumándome unos ducados y viendo las estrellas fugaces pasar…)

Empieza así el olor de la noche fresca y la relación que se forja con el temple del acero.
Pensando en vivir y mientras disfrutando de ese estado de gracia y evitando morir…en las pequeñas y, en las grandes cosas…

Porque todo es pequeña cosa viendo el cielo en la noche…

El curso de la vida no nos causa temor…
Viviendo rectos, firmes… y ya no deprisa…esencialmente sintiendonos también pequeños.

Porque todo es pequeña cosa cuando una estrella se apaga
La luz, a años luz… en fin, hoy nuestro pensamiento.

melancolía de actos vividos…

Asumiendo el tener, queriendo querer,


Aplazando, sin otra mejor razón que aplazarlo

¿Pero que mejor opción hay que el plazo?

Buscar un momento en la tierra, aplazándolo…

Pisándolo (el momento necesario) con mis zapatos... en la acera, mientras la recorro, lento, olvidadizo...por una avenida interminable, deteniendome sin parar, envolviendome...

... sin escuchar mi voz y escuchando mi voz.

¿Buscando una justificación en las estrellas?

Buff... siendo feliz, agarrandome a que...

…empecé a pensar en vivir…

Antonio Misas
Tres Cantos, 10 de noviembre de 2008