miércoles, 3 de septiembre de 2008

Buscando la calma

Para Asun Ordás


Te temblaban la voz y las manos.

He visto tu mirada cálida tejiendo ternura.

He habitado en tu espacio.

Mis palabras eran tu laberinto.

Temblé buscando la calma.

Te he acariciado en los manteles...

No se si tengo las alas rotas.

Antonio Misas