sábado, 29 de marzo de 2008

No hay paz

He soñado que tu ya no estabas
Y que yo me había ido con los muertos.
Mi rostro estaba pálido y frío
Y mis ojos eran surcos.
La brisa de la muerte era fría
Y mi cara, y mis ojos
Como de muerto, mis ojos
Y mi cara pálida, pálida y fría.
Y no había paz,
La paz de la muerte,
La paz que se espera.

Antonio Misas